Las actividades humanas pueden tener un impacto significativamente negativo sobre el medio ambiente, especialmente en los ciclos biogeoquímicos globales de carbono, nitrógeno y fósforo. El suministro de agua a las zonas urbanas y los sistemas de saneamiento de aguas residuales y procesos posteriores -incluso cuando se aplica tratamientos convencionales- producen enormes cargas puntuales de nitrógeno y fósforo. Tal contaminación del agua conduce a la eutrofización, lo que resulta en una pérdida de especies vegetales y animales, además del impacto negativo sobre el agua para consumo humano y otros fines. Además, los ecosistemas marinos se ven afectados de manera similar por el exceso de nutrientes y, por lo tanto, el impacto de la eutrofización se extiende más allá de las aguas continentales, a las regiones costeras y oceánicas. Por eso, las instalaciones de tratamiento de aguas residuales necesitan sistemas avanzados para eliminar estos nutrientes y cumplir con el objetivo principal de la Directiva sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas (91/ 271 / CEE).

Esta directiva establece requisitos mínimos para la recogida de aguas residuales y el tratamiento en función del tamaño, de la aglomeración y de las características de la zona de descarga. La contaminación del agua causada por las aguas residuales persiste a pesar de tres décadas de intentos de abordar el problema y, a pesar de las exigencias de la Directiva antes citada, las concentraciones actuales de ortofosfato y nitrato se encuentran todavía por encima de los niveles naturales.

El proyecto LIFE + TL-BIOFER pretende abordar el problema medioambiental de las aguas residuales producidas por las aglomeraciones urbanas pequeñas y medianas. Para cumplir con este objetivo, el proyecto pretende implementar dos acciones.

En primer lugar, se va a desarrollar y demostrar una planta de tratamiento de aguas residuales mediante un sistema de doble capa (TL): una tecnología avanzada de eliminación de nutrientes basado en el cultivo de microalgas inmovilizadas. En esta tecnología, las microalgas son inmovilizados por la auto-adhesión sobre un sustrato húmedo en forma de capa microporosa ultrafina, (la capa de sustrato). Una segunda capa, que consiste en una estructura fibrosa macroporosa (la capa fuente), que proporcionará y distribuir el medio de crecimiento.

En segundo lugar, el proyecto también tiene previsto abordar la escasez de P mediante el desarrollo y la prueba de biofertilizantes derivados de la biomasa microalgal generada en el proceso de depuración. El fertilizante contará con altos estándares agronómicas de la agricultura sostenible, así como los requisitos de las regulaciones actuales y futuras de la UE. Los ensayos se llevarán a cabo en microparcelas con dos diferentes cultivos en el norte de Italia y cuatro cultivos diferentes en España.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No puede leerlo? Cambiar el texto captcha txt